29/1/09

LA CASITA ENTERRADA



Había una vez una casita pequeña, bonita y de madera que estaba en el medio del monte. Servía para que viviese una familia.
Un día empezó a nevar y nevar y nevar... ... y la casa no se veía . La familia no podía salir de la casa porque estaba enterrada. Entonces toda la familia pensó que el niño pequeño podía salir por la chimenea y avisar.
Los quitanieves fueron a sacar la nieve de la casa y entonces ayudaron a la familia a salir de la casa y ¡todos felices!

ADOLFO PÉREZ (3º B)

2 comentarios:

Ratiño e Ratiña de biblioteca dijo...

Adolfo, o neno foi moi valente por sair da casa e salvar a toda a familia.
Ratiño e Ratiña de biblioteca

Anónimo dijo...

Adolfo, ademáis de unha historia moi bonita o debuxo está moi ben coloreado. Gústoume como dun debuxo sinxelo inventaches una historia emocionante.

Unha fan do blog